Omega 3 Salud y Pérdida de Grasa

by Dr Minkoff diciembre 19, 2022 4 lectura mínima

Omega 3 Health and Fat Loss

Permítanme empezar diciendo: No, la grasa no engorda. Los azúcares, principalmente los azúcares procesados, sí lo hacen.

La grasa de los alimentos no se convierte en grasa en el cuerpo sin la presencia de azúcar. Pero debido a sus efectos sobre nuestras hormonas, algunas grasas pueden ayudarnos a perder peso y otras nos hacen ganarlo.

Ahora bien, hay muchos tipos de grasas, tanto las que usted come como las que su cuerpo crea, y diferentes grasas se utilizan para diversas acciones en su cuerpo.

Y donde realmente nos confunde el conteo de calorías es en el departamento de grasas. No podemos decir que 1 gramo de grasa tiene sólo 9 calorías; sólo puedes tener tal o cual cantidad y dejarlo así.

¿Qué hace esta grasa en el cuerpo? Bueno, algunas grasas se utilizan como energía.

Algunos aumentan los niveles de cortisol (una hormona que genera grasa). Y algo de cortisol más bajo .

Algunos aumentan o disminuyen la presión arterial, hacen que las células sean más o menos capaces de absorber y utilizar nutrientes y permiten o impiden que las hormonas puedan dar instrucciones.

Parte de la grasa se utiliza para producir lo que conocemos como grasa corporal. (Aunque sólo hace esto cuando lo indican nuestras hormonas).

Luego están las células de los órganos y los músculos. Aproximadamente el 50% de cada célula está formada por grasa. Esto es necesario. Las grasas mantienen la forma de la célula, por lo que no se desmorona, permiten que los nutrientes entren y se desperdicien, y permiten que las hormonas se comuniquen con la célula.

Si esto no funciona, no recibimos nutrientes, las hormonas no pueden dar instrucciones y los desechos no pueden salir, acumulándose lentamente hasta que la célula muere.

Esto tiene mucho que ver con el tipo de grasa que comemos, cómo se preparó y su equilibrio con otros tipos de grasas.

Pero hay dos tipos de grasas que afectan nuestra capacidad para ganar o perder peso más que cualquier otro: Omega 6 y Omega 3.


El omega 6 aumenta la grasa corporal, el omega 3 la reduce

Si bien estas dos grasas se utilizan para muchas cosas en el cuerpo, cada una tiene funciones que ningún otro tipo de grasa puede cumplir. Deben ser ellos.

Se utilizan para producir moléculas dentro de las células que le indican al cuerpo que aumente la inflamación, por ejemplo, si ha resultado lesionado o está enfermo, o que reduzca la inflamación.

El omega 6 se convierte en la molécula proinflamatoria y el omega 3 en la molécula antiinflamatoria. Ambos son necesarios.

Pero funcionan aumentando y disminuyendo el cortisol, entre otras cosas, una hormona que ordena a nuestro cuerpo y a la grasa corporal retenerla.

Y esto está bien cuando los Omega 6 y 3 están en equilibrio. Pero cuando el Omega 6 es alto, aumenta los niveles de cortisol incluso cuando no es necesario; eso no funciona para perder grasa.

Debemos consumir alrededor de 1g de Omega 6 por cada 1g de Omega 3. Esto los mantiene en equilibrio.

Verás, el pescado aporta principalmente ácidos grasos Omega 3. Cuando se crían con su dieta natural, las vacas alimentadas con pasto proporcionan una proporción de 4:1 de Omega 6 a Omega 3.

Pero hoy en día el pescado es mucho más escaso en nuestra dieta y las vacas se alimentan principalmente de maíz y soja, que casi no tienen omega 3 y tienen niveles muy altos de omega 6.

La mayoría de las vacas hoy en día tienen una proporción de Omega 6 a 3 de 17:1, no la de 4:1 que tienen si se alimentan 100% con pasto.

Y casi todos nuestros alimentos procesados ​​están elaborados a base de soja o maíz. Por lo tanto, son muy ricos en omega 6 y completamente carentes de omega 3.

¿Dónde pone esto a la mayoría de la gente?

En lugar de tener proporciones naturales de 1:1 de Omega 6 a 3, la mayoría de las personas en los EE. UU. ahora tienen proporciones de 20 o incluso 40 a 1. Omega 6 muy alto, muy poco Omega 3.

Cuando nuestro nivel de omega-6 es demasiado alto, se producen demasiadas moléculas proinflamatorias, lo que aumenta la inflamación.

¿Y qué surge con la inflamación? Cortisol, que luego aumenta el almacenamiento de grasa.

Este gran problema desequilibra nuestras hormonas, afectando significativamente nuestro estado de ánimo.

Su cuerpo recibe constantemente la señal para producir cortisol, lo que aumenta el almacenamiento de grasa, previene activamente la pérdida de grasa sin importar cuánto ejercicio haga, aumenta los niveles de estrógeno y reduce la testosterona, la progesterona y la hormona del crecimiento.

Este es también uno de los factores más importantes en la pérdida y el aumento de grasa.

Y como el cortisol es la hormona del estrés, tenemos niveles más altos de estrés y ansiedad.

Así que estás trabajando duro para perder grasa, pero el omega 6 está tan profundamente arraigado en nuestra “dieta estadounidense” estándar que se vuelve casi imposible.

Pero no te preocupes, el Omega 3 es un antiinflamatorio que ayuda a reducir los niveles de cortisol y reduce el almacenamiento de grasa cuando se toma en cantidad suficiente.

Si bien necesita Omega 6, necesita mucho menos de lo que obtiene.

El truco consiste en dejar cualquier alimento procesado, en caja o empaquetado, comer únicamente carne 100% alimentada con pasto e incorporar Omega 3 a su dieta para equilibrar los niveles de Omega 6.

Te sorprenderá la diferencia que hace.

Omega 3 Salud

Multiplica tus esfuerzos dietéticos y equilibra los niveles de Omega 6/3 más rápido con Omega 3 Health de BodyHealth.

Cuando creamos Omega 3 Health, queríamos crear el suplemento de Omega 3 de la más alta calidad para garantizar que nuestros clientes tuvieran una fuente confiable para obtener lo mejor para su salud.

Tomamos el aceite de pescado de más alta calidad del mundo y agregamos nuestra mezcla de cúrcuma, boswellia y jengibre para crear una sinergia de siguiente nivel.

Omega 3 Health es mucho más que solo aceite de pescado.

Si está trabajando para maximizar su rendimiento, recuperación y pérdida de grasa, este es el suplemento de Omega 3 definitivo para usted.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Maximizing Cellular Function for Endurance & Recovery
Maximizing Cellular Function for Endurance & Recovery

abril 19, 2024 5 lectura mínima

We know about amino acids, hormones, and how different foods affect our ability to build lean muscle, burn fat and stay healthy.

But if we want to achieve maximum levels of energy, recovery, health and performance, and build the most lean muscle, then we need to go down to the cellular level.

After all, our bodies are just one big mass of some 100 trillion cells all bonded together.

How well we're doing is an exact reflection of how well our cells are doing.

And they require a multitude of nutrients and biochemicals, all held in equilibrium, to ensure they can work properly, produce energy, build muscle, and keep our body going.

When these aren't properly balanced we can get headaches, brain fog, low levels of energy, muscle cramps, slower recoveries from workouts, and imbalances in hormones.

But when everything is in place, we have the most powerful you that you can be.

So let’s see how this works.

Ver artículo completo
What is HRV & How Does it Affect Recovery & Health
What is HRV & How Does it Affect Recovery & Health

abril 19, 2024 5 lectura mínima

While Heart Rate measures the amount of beats per minute of your heart, and Resting Heart Rate measures the amount of beats per minute when your body is at rest (not active), Heart Rate Variability measures the natural variation in time between beats.

When we measure heart rate (how many beats per minute), we’re getting a large picture of how the heart is doing. For example, if we’re running or exercising, our heart speeds up. Then, when we’re resting, it slows down.

 

Ver artículo completo
Is Cholesterol Actually The Cause Of Heart Disease?
Is Cholesterol Actually The Cause Of Heart Disease?

marzo 11, 2024 6 lectura mínima

Before we cover what actually causes Heart disease, I want to cover something that doesn’t, or at least not in the way most people think: Cholesterol.

You’ve probably heard of the Cholesterol Hypothesis.

This hypothesis states that higher levels of cholesterol, particularly LDL Cholesterol, are associated with higher rates of Heart Disease.

To prevent heart disease then, we take drugs known as statins that lower our liver’s ability to produce cholesterol.

This hypothesis has been so deeply ingrained in our understanding of how the body works, that the idea of challenging it is almost laughable. (Even though it’s still just a hypothesis after all this time.)

Ver artículo completo

¡Obtén lo último en ofertas y artículos de salud!